Estancia Jesuítica de Caroya Estancia Jesuítica de Caroya Foto: Cristian J. Brovelli

Estancias Jesuíticas y Camino Real

El legado de los Jesuitas

La existencia de tres Patrimonios de la Humanidad (declarados por la UNESCO) en un radio de tan sólo 19 km, es uno de los privilegios que ofrece Jesús María a nuestros visitantes. La Orden Jesuita llegada a Córdoba en 1599, y que hoy cobra gran vigencia a nivel mundial con la asunción del Papa Francisco, estableció en nuestras tierras tres estancias que servían al mantenimiento de la compañía.

En una jornada de paseo es posible sorprenderse con la significativa obra que dejaron estos misioneros. ESTANCIA JESUÍTICA DE CAROYA (1616) Ubicada a la vera de la Ruta E-66 que une Jesús María con Ascochinga, se encuentra el primer establecimiento productivo de los jesuitas. Luego de la expulsión de los jesuitas tuvo protagonismo en dos períodos de la historia Argentina. Entre 1814 y 1816 funcionó como Fábrica de Armas Blancas para el ejército de la independencia. En 1878, fue Hotel de los Inmigrantes friulanos que fundaron Colonia Caroya. Es museo y se puede visitar todo el año. Informes: 03525-462300.

ESTANCIA JESUÍTICA DE JESÚS MARÍA (1618) Actual sede del Museo Jesuítico Nacional, desde 1618 sirvió al sostenimiento del Colegio Máximo de Córdoba. Si bien su actividad era agrícola – ganadera, cobró trascendencia por sus viñedos y bodega. Aquí fue donde se elaboró el primer vino americano servido en la mesa de un rey de España: el lagrimilla de oro. Las visitas al museo están disponibles todo el año. Informes: 03525-420126 / 421256.

ESTANCIA JESUÍTICA DE SANTA CATALINA (1622) Enclavada en un bello paraje serrano, a 19 km de Jesús María, es sin dudas unos de los testimonios más monumentales de los jesuitas en Argentina. El museo consta de tres secciones: la Iglesia, los claustros y el antiguo noviciado. En sus alrededores aún están en pie los muros de las rancherías. Se puede visitar todo el año. Se accede por un camino secundario de tierra que nace a la derecha de la Ruta E-66 que lleva a Ascochinga. Informes: 03525-421600.

 

El Camino Real al Alto Perú, testigo de nuestra Historia

Nuestra región atesora los más sobresalientes testimonios de siglos de culturas nativas, conquista, colonización, independencia e inmigración en la provincia de Córdoba.

El Antiguo Camino real, que unía Córdoba con el Alto Perú ha sido recuperado y puesto en valor para el turismo.

Saliendo a la mañana de Hotel Jesús María se puede en un día recorrer su traza desde la Estancia de Caroya (extremo sur) hasta la Posta de Pozo del Tigre en los límites con la hermana provincia de Santiago del Estero.

Como se puede apreciar en el plano, a lo largo de 180 Km de camino de tierra se atraviesan además de las ya mencionas Estancia Jesuítica de Caroya y de Jesús María:

Museo Posta de Sinsacate

Barranca Yaco (plazoleta recordatorio del sitio donde fue asesinado Facundo Quiroga)

Algarrobo Histórico de la Posta Los Talas, sarmiento

Posta de Macha

Villa de Tulumba

Posta de Inti Huasi

Posta de Santa Cruz

Posta de San Pedro Viejo (Capilla de San Pedrito)

El Carrizal (antigua villa estilo italiano)

Monumento a Pancho Ramírez

Posta Las Piedritas

Iglesia de San Francisco del Chañar (Catedral del Norte Cordobés)

Posta de Pozo del Tigre

 

Recomendación: El regreso a Jesús María se recomienda hacerlo por rutas asfaltadas: de San Francisco del Chañar a Rayo Cortado (por Ruta 22) y desde allí por Ruta Nacional 9 nuestra ciudad.

 

Formulario de contacto

Enviar un correo electrónico. Todos los campos con el asterisco ('*') son obligatorios.


volver arriba

Estancias Jesuitas y Camino Real

Ingresar o Crear una cuenta