Gabriela, la bombero voluntaria de Hotel Jesús María

Se llama Gabriela Ursone, tiene 39 años y es una heroína silenciosa de Hotel Jesús María.

Pocos se imaginan que la chica de talla más bien pequeña guarda una historia de coraje y voluntariado comprometido en proteger a la comunidad.

Desde hace seis años que desarrolla tareas múltiples. Al principio prestaba servicio de masajes a los huéspedes. Con el tiempo se fue haciendo parte del staff y actualmente sus  mañanas transcurren colaborando en la limpieza o en la atención del bar otras veces, donde se la requiera.

Gabriela parece muy agradecida de la vida. Inspira tranquilidad, compañerismo y amor al prójimo.

Ese amor que se refrenda cada día cuando el reloj marca las 12 hs. e ingresa al vestuario para cambiar el atuendo del Hotel por el uniforme amarillo de bombero voluntario, ante la mirada sorprendida de ocasionales pasajeros.

Las horas no parecen pesarle, sale con alegría a transitar los 25 km. que la separan del Cuartel de Bomberos 113 de La Granja donde este mes cubre guardias de 14 a 21 hs cumple como aspirante  una función de logística muy importante colaborando con la fuerza.

Por citar alguna de sus varias participaciones, a la hora del refrigerio nos contaba el operativo de combate de incendio que debieron desplegar días atrás para apagar las sierras en la Estancia El Carapé.

En la zona sabemos el daño que producen estos desastres y la labor apoteótica que realizan los bomberos para poner a salvo la vida, la naturaleza y las viviendas de los lugareños.

Durante esa misión estuvo un par de intensas jornadas abocada al operativo prestando apoyo en el área de comunicaciones a sus compañeros y bomberos de otras regiones que acudieron a la zona del siniestro, coordinando con Defensa Civil y brindando las coordenadas del incendio al avión hidrante informada desde las sierras. 

Gabriela Ursone nuestra bombero voluntariaDice Gabriela, “Ser bombero es para mí un sueño cumplido. Toda la vida soñé con rescate, ayudar a las personas”. Desde mayo realiza el curso primer nivel de Bombero. Dice no tener miedo. “En la formación aprendemos a tomar precauciones, a evaluar los riesgos”. Pero todos sabemos, que al brindar servicio en situaciones de riesgo, se pone al prójimo a la altura de sí mismo. Generosidad absoluta, extrema.

Gabriela destaca el cuidado que se guardan entre los compañeros de cuartel. El mismo que dice sentir en el Hotel donde todos trabajamos a la par “como una familia”.

En Hotel Jesús María, queremos que sepas Gabriela que nos sentimos orgullosos de tu rol comprometido con la comunidad. ¡Felicitaciones!

 

Modificado por última vez enViernes, 01 Diciembre 2017 12:22

Formulario de contacto

Enviar un correo electrónico. Todos los campos con el asterisco ('*') son obligatorios.


volver arriba

Entrega de Diploma

Ingresar o Crear una cuenta